NIVEL SECUNDARIO: PROFUNDO MALESTAR POR LA IMPROVISACIÓN DEL MINISTERIO DE EDUCACIÓN

Ante el comienzo del ciclo lectivo del nivel secundario en la provincia de Santa Fe, donde la tan mentada calidad educativa está más ligada a garantizar mayor cantidad de días que construir colectivamente una educación inclusiva, solidaria, profundamente democrática y emancipadora, AMSAFE expresa su preocupación ante la incertidumbre, compartiendo el malestar que estas políticas educativas generan en la docencia santafesina.

Todo proceso de transformación, como el que la pandemia nos “exigió”, debe contar con la participación plena y pertinente de todas y todos los involucrados en la comunidad educativa, y no a través de medidas unilaterales y comunicadas por circulares confusas que llegan a destiempo a las escuelas, impactando fuertemente en las organizaciones escolares.

Las circulares y la información emitida por las Regionales de Educación sin el acompañamiento de las autoridades ministeriales, sin formación permanente y en servicio, sin participación en la toma de decisión por parte de los involucrados, conlleva a debilitar el sistema educativo, alimentando la idea del caos y de la crisis que los sectores neoliberales motorizan para vaciar de sentidos a la educación pública, avasallando derechos conquistados a través de históricas luchas.

Cabe resaltar que, en este contexto histórico, las instituciones escolares maximizan esfuerzos para acompañar las trayectorias de estudiantes con mayores dificultades, garantizando su permanencia en un Sistema signado por marchas y contramarchas que, lejos del acompañamiento a la docencia, la abandona en un claro acto de desautorización pedagógica.

El gobierno no puede seguir “equivocándose” en detrimento de la Educación Pública, alentando la desazón de quienes vienen sosteniéndola, las y los trabajadores de la Educación.

Es imprescindible mejorar las condiciones de trabajo. No es posible albergar con calidad y dignidad humana a estudiantes en aulas sobrepobladas, deterioradas en escuelas cuya infraestructura se diseñó y construyó para una determinada cantidad de estudiantes y docentes que, con años de desinversión, se vieron obligadas a duplicar su matrícula, vulnerando el derecho a la educación y la sobrecarga laboral de docentes.

En este contexto tan complejo, marcado por las diferentes realidades de nuestros estudiantes acentuado por la pandemia, el Ministerio de Educación debe iniciar un ciclo lectivo gradual. Con una fuerte inversión en los edificios escolares, construcción de escuelas y aulas, reparando las que lo necesiten, creando cargos y horas, para comenzar a transitar la transformación educativa secundaria que nuestro Pueblo necesita.

Desde AMSAFE afirmamos, una vez más, que el ámbito paritario es el lugar para construir las políticas públicas – educativas que garanticen plenamente el Derecho Social a la Educación de cada estudiante del nivel secundario.

Prensa AMSAFE La Capital

Etiquetas en esta noticia: