POSICIONAMIENTO DE AMSAFE ANTE LA REFORMA CURRICULAR EN EEMPA

Desde el Ministerio de educación se plantearon jornadas institucionales referidas a la propuesta de actualización de EEMPA, y las posibles modificaciones de los lineamientos curriculares sobre la base de la lectura previa de los lineamientos de las resoluciones CFE N° 118/10 y 254/15.

 

La historia de la modalidad de educación de adultos se caracteriza por haberse sostenido por más de 45 años como un bastión sólido garantizando el derecho social a la educación de estudiantes que, por diversas circunstancias personales y socioeconómicas, no pudieron culminar sus estudios en otras modalidades y niveles educativos

 

Habiendo comenzado como un bachillerato libre, las EEMPAS se han consolidado en nuestra provincia, brindando educación a miles de santafesinos y santafesinas que, a través de su paso por la modalidad, lograron no sólo obtener un título secundario, sino también ampliar sus horizontes laborales y personales

 

No puede desconocerse el trabajo que en este casi medio siglo de historia han realizado nuestras escuelas, ni tampoco puede desconocerse la diversidad de la población escolar, sus realidades y sus intereses

 

El primer aspecto que queremos señalar es que el puesto de trabajo docente no puede ser reemplazado por ningún otro actor social que no posea título docente. Todos los roles y funciones, si no son ejercidos por un docente, no tienen especificidad educativa. Cualquier cambio en este sentido significaría un gran retroceso y estaría fuera de la normativa que encuadra nuestra carrera y que tiene su origen en acuerdos paritarios.

 

Sobre la propuesta de modificación de la carga horaria, se debe tener en cuenta que el estudiante adulto que asiste a escuelas nocturnas no cuenta con el tiempo suficiente fuera de su asistencia a clases, debido a sus cargas laborales y familiares.

 

Nos preguntamos también cuales serían los alcances de la propuesta de “trabajo independiente” y si se ha evaluado en relación con la realidad de los alumnos y alumnas. Nuestra población escolar necesita la presencia del docente y la relación con sus pares. Basta pensar seriamente en lo que significó para nuestras escuelas el transitar los tiempos más duros de la pandemia y sus dificultades; la falta no solo de conectividad sino de incentivos para continuar estudiando, incentivos que nuestros alumnos necesitan y siempre obtienen del contacto cotidiano con sus docentes. Plantear una carga horaria a distancia puede significar una sobrecarga laboral a nivel institucional, para el docente, y un factor de deserción del alumno que no se debe minimizar.

 

Por otro lado, el cambio disciplinar a lo modular e interdisciplinar para cada ciclo debe debatirse, tomando en cuenta el alcance de las políticas públicas de enseñanza de la modalidad, atendiendo a los actores, al cambio de contexto social y a las propuestas pedagógicas que se vienen desarrollando en el nivel secundario y también su incidencia en el puesto de trabajo

 

En el mismo sentido, en cuanto a incorporar la conectividad para la alfabetización digital y la actualización didáctica de los docentes, sostenemos que es el estado quien debe garantizarla. Durante la pandemia se hizo insostenible poder brindar soporte a los docentes en las instituciones, por lo que la experiencia indica que es imposible contar con conectividad si no hay inversión educativa en equipamiento tecnológico para uso de los docentes y los estudiantes del nivel de adultos.

 

Desde AMSAFE sostenemos que son necesarios los espacios de discusión reales, donde los profesores de la modalidad puedan analizar ampliamente los contenidos, donde además la AMSAFE, como gremio representativo mayoritario de los trabajadores de la educación de toda la provincia, pueda intervenir para garantizar un amplio proceso de debate que genere lineamientos pedagógicos de amplio consenso.

 

La modalidad tiene muchas problemáticas a ser resueltas: falta de cargos, edificios compartidos, necesidad de creación de escuelas en diferentes localidades, conectividad, asistencia a los alumnos y alumnas. Con este panorama, con estas dificultades, seguimos garantizando el derecho social a la educación a una vastísima población de nuestra provincia. Somos las y los docentes quienes conocemos a nuestra población escolar y podemos dar cuenta de nuestro trabajo, por eso planteamos: ninguna reforma inconsulta, ninguna modificación al puesto de trabajo, más derechos para las y los estudiantes y mayor atención a la modalidad desde el Ministerio de Educación.

 

AMSAFE – COMISIÓN DIRECTIVA PROVINCIAL

Prensa AMSAFE La Capital

   

 

 

Etiquetas en esta noticia: