SEGUNDO ENCUENTRO CAFÉ FILOSÓFICO: "¿LA ESCUELA HA MUERTO?"

SÍNTESIS DE LA PROPUESTA

El  "Café filosófico: ¿La escuela ha muerto?" es una propuesta de formación dirigida a docentes afiliadxs de todos los niveles y modalidades. 

“Por diversas razones, ciertas prácticas de la enseñanza tienen más similitud con el arte de la magia que con el la pedagogía. En efecto, ¿acaso existe algo más “artificial” que una clase magistral o una conferencia? Nos encontramos ante un trabajo completamente terminado, limpio, del que han desaparecido todos los tachones y no queda ningún rastro de los “borradores” que lo precedieron. El resultado, sin duda, es muy hermoso, el conjunto es sobrecogedor, pero impresiona más de lo necesario.” (Brenifier enseñar mediante el debate)

 

El café filosófico se sitúa como una reivindicación del “trabajo en sucio”, es decir, reivindicación de los errores, de las manchas, de los experimentos fallidos, de los saberes infundados y de los presupuestos. Mediante el debate con el otro, mediante la exposición del error, todas estas “manchas” adquieren un carácter productivo, pues permiten el ejercicio del trabajo vivo del pensamiento.

 

Ahora bien, ¿por qué consideramos que los docentes tienen que habituarse a debatir? ¿Por qué el debate es fructífero para el ámbito educativo?

 

Habría varios motivos:

 

  1. El problema es la sustancia de toda asignatura, es lo que les da vida y las hace surgir. Al trabajar por medio de problemas, el docente también trabaja y reflexiona sobre su propia práctica.
  2. Se toma conciencia clara de los problemas con los que un grupo de aprendices tropieza a lo largo del proceso de enseñanza/aprendizaje.

 


“El profesor descubrirá que aquello que no era más que una sombra vaga se convertirá en algo más preciso, aquello que no era más que una intuición se conceptualizará. Será testigo de los ensayos y de los fracasos de sus alumnos, que le explicarán mejor que cualquier análisis o estudio teórico los puntos neurálgicos del aprendizaje.”[1]

 

  1. Se puede trabajar directamente en las dificultades de les alumnes, abordándolas y profundizándolas en vivo, así como con las dificultades propias.
  2. Lxs alumnxs y docentes generarán un proceso meta-cognitivo donde se vuelven conscientes de sus propios procesos de aprendizaje, de sus alcances y limitaciones. Comprenderán también de manera más significativa y personal los conocimientos.

 

En otras palabras, el café filosófico es la oportunidad de habilitar la exposición del diálogo como un borrador:

“El borrador es el lugar donde se rompen las probetas, donde se permiten los accidentes, donde se amontonan los imprevistos de todas clases. Y no debemos olvidar que si el trabajo en sucio no encuentra un lugar propicio donde poder darse, surgirá en medio del trabajo en limpio, de manera todavía más confusa, amalgamado con restos de otras formas, provocando un caos indescriptible en el que el profesor todavía tendrá más dificultades para encontrar algo, en ese caos inmenso que le desesperará, como tantas veces le suele ocurrir.” (Brenifier enseñar mediante el debate)

 

Posee una duración de 6 horas reloj en formato digital desde la plataforma zoom de AMSAFE La Capital "Casa del Maestro". Prevé 3 encuentros a concretarse los días viernes, durante los meses de agosto y septiembre. Tiene sus inscripciones abiertas. Comienza el viernes 28/08.

CLICK AQUÍ PARA INSCRIBIRSE 

 

Prensa AMSAFE La Capital

Etiquetas en esta noticia: